Preguntas frecuentes

¿Qué es la biometría facial?

La biometría es el estudio de métodos automáticos para la verificación y el reconocimiento de la identidad de una persona, basándose en su fisiología o en patrones de comportamiento. Todas las personas tenemos rasgos morfológicas únicos que nos diferencian y todo equipo que mide alguna de esas características es considerado biométrico.

La biometría facial permite el reconocimiento de una determinada persona por sus características faciales.

¿Por qué usar la biometría facial?

El reconocimiento facial es más natural y menos intrusivo que otros tipos de biometría (huella, iris, etc). Además, requiere de muy poca colaboración por parte del usuario y confiere un alto nivel de seguridad en lo referente a la suplantación de identidad.

Es perfecto para cualquier ambiente donde se quiera controlar a los empleados (control de presencia) o el acceso a lugares restringidos (laboratorios, Archivos, etc.) lo que denominamos control de acceso.

¿Existe algún problema con utilizar gafas?

No. Si excluimos las gafas de sol o lentes oscuras, pues no permiten que se puedan ver los ojos, no hay ningún problema con utilizar gafas o lentes de contacto. Lógicamente es recomendable usar lentes que sean de cristal claro y transparente, para que tanto los ojos como el iris, sean claramente visibles.

¿Algún familiar cercano puede suplantarme?

No. El núcleo del sistema de reconocimiento facial que utilizamos, asegura al máximo la discriminación de impostores. Se han realizado pruebas con gemelos y el sistema no ha presentado errores. El sistema es tan flexible que permite niveles de seguridad, o lo que es los mismo, diferentes porcentajes de similitud para dar por válida una cara sobre otra.

¿Funciona el sistema si se cambia de aspecto?

SI. Elementos como el maquillaje, el corte de pelo, la barba o las gafas no son significativos para que el sistema no te reconozca, pero si el pelo nos tapa las cejas o alguno de los ojos le costará identificarnos por lo que deberemos reentrenar nuestra cara con ese nuevo look.

¿Cómo afecta el paso del tiempo?

El sistema de reconocimiento facial utilizado por ORNA INNOVATIONS es tolerante a cambios moderados ocasionados por el paso del tiempo, así como a cambios gestuales asociados a problemas dermatológicos. Aún así ante cambios más radicales el usuario puede ser reentrenado de nuevo, ya que el sistema permite tantos registros de un mismo usuario como sean necesarios.

¿Es necesario mantener alguna pose específica?

No. La recomendación principal es tener una pose natural, mientras se mire a la cámara: la posición óptima es la frontal (full-face), con una inclinación no superior ni inferior a los 15 grados en cualquier dirección.

¿Cuál es la distancia adecuada?

Nuestro sistema de reconocimiento facial está basado en terminales de instalación mural. El usuario puede estar situado a una distancia frontal de entre unos 50cm hasta unos 80cm del terminal, el sistema es capaz de reconocer una cara e indicarle que se acerque al dispositivo. No tiene de que preocuparse, pues si es necesario que se acerque o que se aleje el sistema se lo indicará.

¿Cuáles son las condiciones de iluminación adecuadas?

La iluminación es un factor muy importante. La luz, a ser posible, debe de estar distribuida sobre la cara de manera homogénea. No debe haber una dirección predominante de la luz, ni sombras visibles, por lo tanto deben evitarse las fuentes de iluminación puntual de intensidad alta (ventanas con unas determinadas horas de sol, etc.).

No obstante, nuestro sofisticado algoritmo de reconocimiento facial ajusta automáticamente las variaciones de luminosidad haciendo posible la autenticación en cualquier entorno.

¿Se puede sabotear con una foto o un vídeo de calidad?

IMPOSIBLE: Nuestra tecnología detecta el parpadeo de los ojos (suplantación por fotografía) y los elementos que no son piel, pantallas, etc. (suplantación por vídeo).